DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

lunes, 6 de febrero de 2012

TITO KURAMOTO MEDINA



KURAMOTO MEDINA, Tito (Santa Cruz, 1941).- Pintor.
Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Santa Cruz y posteriormente siguió sus estudios en Buenos Aires, Argentina y en 1972 fue becario de la Fundación ‘Patiño’ en Europa. Sus cuadros han sido expuestos de manera individual y colectiva tanto en Bolivia como en el extranjero. Fundador y director del ‘Taller de Artes Visuales’ (1974-1991). Presidente de la Asociación Boliviana de Artistas plásticos  (ABAP) filial Santa Cruz (1990).
En cierta oportunidad Kuramoto hablo sobre su arte así: "Vivimos rodeados de caras sin nombre, de colores artificiales, de ambientes rebuscados y antihumanos y no observamos lo que miramos: ‑Por eso pinto caras sin ojos y personas que nos dan la espalda, porque retratan nuestro mundo lleno de espaldas ajenas y de miles de ojos sin pupilas".
El crítico de arte Pedro Querejazu (1989) hizo los siguientes apuntes sobre la trayectoria de Kuramoto: “Este pintor, al iniciar su gesta artística, desarrolló una plástica de figuración sintetizada en acentos expresionistas, representando personajes  sencillamente tratados que producía una sensación de sólida estructura, que en algo se asemejaban al cubismo de Leger, y en otros casos, a obras más próximas a una expresión sintética de alguna semejanza con la obra de Picasso. / En la segunda mitad de la década del 70 se aproximó al hiperrealismo, primero con sus series de nubes, y más adelante con sus paisajes. El punto más alto de su producción estuvo en torno al año 80 y siguientes, cuando realizó personajes comunes tratados dentro de su contexto cotidiano, como la ‘Pitillera’, ‘La hamaca’, ‘Cecilila embarazada’, y numerosas otras obras”. Y en otro momento, Querejazu concluye: "Kuramoto es parte de una secuencia de artistas que desarrollan un lenguaje regional, que por sobre todo se caracteriza por una profunda filosofía popular y una reposada contemplación del medio ambiente, en el que el ser humano se encuentra en equilibrio con la naturaleza y consigo mismo, aspecto que tiene mucho de raíz indígena y tradición andaluza".
Arnaldo Lijerón Justiniano (1991) por su lado dijo del artista: “Kuramoto aplica en su pintura, un estilo realista y delicado, saturado de impresionantes resplandores. La totalidad de sus cuadros expuestos, interpreta las motivaciones telúricas del oriente boliviano”.
Por su lado Teresa Gisbert (1994) anotó: “Tito Kuramoto es uno de los exponentes más convincentes del hiperrealismo. Sus ambientes son íntimos, protagonizados por mujeres, las que generalmente ocupan un interior de la casa camba que abre puertas y ventanas hacia el campo. La mujer preñada y la vieja envolviendo cigarros son ejemplo de una pintura casi estatuaria que recupera la vida cruceña, como en su tiempo lo hizo Armando Jordán”.

PREMIOS: Primer Premio de pintura en la I Bienal de Pintura en Santa Cruz (1977); Mención Honrosa en la Feria Exposición de Santa Cruz (1969 y 1971); Primer Premio en grabado de la II Bienal de Santa Cruz (1979); Medalla al Mérito Cultural otorgado por el Estado Boliviano (SC, 2006).

Ref.- P. Querejazu, “Exposiciones en Santa Cruz”, UH/Semana, 01.10.1989, 16; Freddy Oviedo, “Fructífero trabajo…”, El Mundo, SC, 09.03.1991, 11; Arnaldo Mejía, “El pintor que ilumina la vida”, El Mundo, SC, 31.12.1991, 12; Soriano, Pintores Contemporáneos, 1993, 112; Gisbert, “Pintura contemporánea”, en Memoria Emusa, 1994, 21; ABAP, Cumbre Américas, 1996, 75; Emma Villazón, “Kuramoto celebra 50 años…”, El Deber, 05.12.2006, A20; Emma Villazón, “La fuerza de la madurez”, El Deber/Brújula, 09.12.2006, 4-5; Arte Bolivia, LR, septiembre 2009, 91











CUADRO: 'La vendedora' de Tito Kuramoto.


COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani


1 comentario: